Claudio Barahona en Diario Financiero: Nuestro aporte va más allá de los fondos. El core de Wayra es el desarrollo de negocios entre las startups y Movistar Chile.

El giro de Wayra: de aceleradora de negocios a inversionista de capital de riesgo


Hoy se definen como el hub de innovación abierta de Movistar Chile. Cambiaron los concursos por inversiones serie A para apalancar el escalamiento de startups digitales, y de paso, capturar innovación para la telco.
Por Alejandra Rivera

En 2011 Wayra nació como una aceleradora de negocios bajo el alero de Telefónica, hoy Movistar Chile, la que tenía como misión detectar buenas ideas de negocio digital a través de convocatorias para emprendedores. Al año, apoyaban a unas diez empresas con un programa estándar, que consideraba inversión, oficina y mentorías, entre otros.

En 2015 iniciaron una ruta para transformar la aceleradora en el hub de innovación abierta de la compañía de telecomunicaciones, con capacidad para invertir en capital de riesgo en el escalamiento de startups, replicando el modelo que la matriz española viene implementando en otros países.

Claudio Barahona, country manager de Wayra, comenta que frente al desafío que impone la transformación digital, una empresa del tamaño de Telefónica no puede construir todo. “Es demasiado costoso, arriesgado y toma tiempo. Es más fácil abrirse y trabajar con emprendedores, en una forma ganar-ganar, no comprando ni absorbiendo una empresa, sino haciendo algo que sea útil para ambas partes”, subraya Barahona.

Con el tiempo, explica, se dieron cuenta de que Telefónica podía aportar más a la fase de escalamiento de una startup digital que a su creación, dándole acceso a clientes y a ser proveedor de la compañía a nivel local e internacional. “Chile es un país con un mercado muy chico, entonces la única manera de crecer es jugar el juego global y escalar. Y la mejor forma de hacerlo es mediante una gran compañía que esté en varios países”, afirma el ejecutivo.

Corporate Venturing
El año pasado, el nuevo modelo de vinculación con el mundo emprendedor tomó forma en un corporate venturing. Cambiaron las convocatorias por un área de scouting (búsqueda) y apalancaron recursos propios para ayudar a escalar a las startups seleccionadas.

“Ya no se trata de apoyar ideas y acelerarlas, sino de apoyar a empresas con un producto creado y probado, con dos o cuatro clientes, con diez a 20 empleados, y que quieran pasar al siguiente nivel, en usuarios y en países”, señala Barahona.

El cambio de modelo viene apalancado con recursos para capital de riesgo. A nivel global Wayra invierte US$ 10 millones y los planes en Chile son invertir US$ 400.000 al año, directamente a un emprendedor o bien en rondas de inversión serie A en las que participan junto a fondos de inversión y otros corporate venture capital.

En 2018 invirtieron en tres empresas: Climo, un servicio de climatización eficiente; Teltoo, optimización de streaming que ya llegó a Estados Unidos; y Webdox, una plataforma para gestión de contratos digital.

Barahona comenta que en cada startup invierten entre US$ 50.000 y US$ 200.000 y entre las tres, invirtieron US$ 400.000 el año pasado.

Por cada inversión, Wayra se queda con una participación que va de un 4% a un 10% máximo, y en caso de venta de una solución a clientes de Telefónica, se quedan con una comisión cuyo monto depende caso a caso.

“El aporte va más allá de los fondos. El core de Wayra es lo que llamamos el ´fit´, desarrollo de negocios entre las startups y Telefónica. Cómo podemos trabajar juntos”, precisa.

Explica que este “fit” se puede dar de tres formas: la primera, que Telefónica se transforme en cliente de la startup, lo que significa que pilotea, prueba e incorpora una solución con posibilidad de escalar a operaciones de la multinacional en otros países.

El segundo camino es vendérselo a los clientes masivos de Telefónica, a los usuarios de celulares, IPT, Wi Fi, quienes requieren de múltiples soluciones como control parental o aplicaciones de video, dice. “La idea es cómo puedo llegar con soluciones que sean de valor para nuestros 13 millones de clientes. Para un emprendedor sería difícil llegar a esa cantidad de personas”, afirma.

Y la tercera forma es el segmento empresas. Hoy, Telefónica vende conectividad a grandes compañías, las que también están en procesos de digitalización y no les basta con tener Internet y conectividad, explica Barahona, requieren soluciones digitales más robustas. “Y éstas no sólo pueden ser propias, sino también pueden venir de terceros, de partners, como una startup”, plantea.

El negocio de Telefónica es digital, por lo tanto, en esta búsqueda de startups privilegian aquellas que tienen soluciones en inteligencia artificial; ciberseguridad, big data, cloud, IoT, soluciones digitales para empresas, hogar inteligente y auto conectado, entre otras.

Respecto de la existencia de una masa crítica de emprendedores en estas áreas, dice que si bien cada vez hay más, faltan otros más técnicos y de nicho que puedan competir a nivel global. “Muchas veces estamos más atrás. Y esto nos juega en contra, porque conpetimos internamente con Alemania, Inglaterra o España”, dice.

Wayra cuenta con un portafolio de 23 empresas. Y de ellas, 15 han logrado concretar algún negocio con Movistar Chile, y la meta es duplicar esta cifra en 2019, proyecta.

Además, este año invertirán en cuatro startups, ya tiene dos en vías de concretar en el segmento de robotización y algoritmos de inteligencia artificial. “Nos faltan al menos dos más, y nos enfocaremos en el segmento personas, cómo damos más valor a los clientes”, adelanta.

Subscribe to our Newsletter

Thank you! Your submission has been received!
Oops! Something went wrong while submitting the form.